Capítulo 9: Oscuridad.

Ana se encuentra en el hospital. Antonio y Josefa están a su lado. Los médicos hablan de sus múltiples fracturas y de su estado de coma.

¡¡¡Socorro, Socorro!!! Nadie me escucha, no puedo mover los labios, estoy paralizada. Lloro pero mis ojos no sueltan lagrimas. Tengo mucho miedo. Quiero abrirlos pero no puedo. Le ordeno a mi cerebro que los abra, me pesan toneladas, no hay manera de moverlos.

Se me acelera el pulso y oigo a las enfermeras correr junto a la cama en la que me encuentro para tratar de estabilizarme. ¡¡¡Ayúdenme por favorrrrr!!! No puedo despegar los labios, ni emitir ningún sonido. Que angustia madre mía. ¿Qué me ha pasado? ¿Por qué estoy atrapada dentro de mi misma?. Me estoy muriendo y nadie se da cuenta. Que alguien me ayude, lo suplico.
Sigue Leyendo…

Capítulo 7: El Amor de Mi Vida.

La vida es caprichosa y nunca sabes donde vas a encontrar al amor de tu vida. Sólo hay que dejarse llevar y vivir cada momento.

Tú estás loca, me solía decir. Tenía costumbre de asomarse por la puerta de mi habitación y me daba cada susto que para qué. Su sonrisa hacía que se me pasara al momento. Mi madre siempre me decía que me fuera a dar una vuelta con mis amigas los sábados que me quedaba a estudiar en época de exámenes. Que me iba a quedar soltera si no salía, pero yo prefería centrarme en los exámenes. Me lo decía en broma, porque ella sabía que el resto del año salía casi todos los fines de semana. Sin pasarme, pero salía. Me gustaba ser una buena hija.
Sigue Leyendo…

Capítulo 3: No Puedo con mi Jefe.

Hablemos de los tipos de jefes. Esa fauna laboral que puede llevarte al éxito o arrastrarte por el fango sin compasión.

Después de un primer artículo en el que no sabía por donde empezar, ya me he decidido con el tema a abordar en este segundo. Voy a hablar de jefes, del mío y de muchos otros. Puede parecer un tema difícil porque hablar de tu jefe suele sonar a crítica, especialmente si no tienes un buen jefe, pero voy a ser valiente y hacer una crítica constructiva para que todos se sientan identificados.
Sigue Leyendo…

Capítulo 1: Que difícil es comenzar un Blog.

Cuando eres muy perfeccionista el camino de escribir se convierte en un mar de dudas e inseguridades.

He hecho muchas cosas difíciles en mi vida, pero ninguna como comenzar a escribir un blog. Quizás resulte una frase rotúndamente exagerada, pero daré mis explicaciones para que se entienda.

Soy una persona muy perfeccionista y eso me lleva a considerar muy dificil comenzar a escribir un blog. La primera piedra en mi camino del blog es decidir sobre que temática escribiré. Con tanta competencia en el mundo de internet encontrar una temática y un estilo que te diferencie del resto, o que te aporte la visibilidad deseada, es muy difícil. Si hay alguien que considere que no es para tanto que me deje un comentario y hablamos. Adoro discutir, en positivo.
Sigue Leyendo…

Capítulo 0: Muy Pronto Novedades.

Antes de empezar me estoy estructurando un poco las ideas y el diseño de este lugar en el que te encuentras.

Vuelve pronto que la magia está en proceso y un montón de cosas interesantes van a aparecer por aquí. Estoy ultimando todos los detalles. Gracias por visitarme!

Ana