Capítulo 85: Aturdida y Desorientada.

Ana no podía continuar sin derrumbarse en un mar de lágrimas. Antonio le acercó un vaso de agua y un pañuelo. Aguirre trataba de dejarla respirar sin atosigarla. Necesitaba todos los detalles, pero consideraba importante que estuviese tranquila para conseguir el máximo número de datos posible.

—Necesitaré el nombre de la Clínica donde estuvo su madre ingresada —dijo Josu Aguirre cuando Ana se tranquilizó un poco.
—Apenas fueron unas horas. Cuando me llamaron de la clínica diciendo que se había escapado y que habían llamado a la policía para buscarla casi me da un infarto. Apenas me dio tiempo a reaccionar. Estaba a medio camino entre el susto y el cabreo por la negligencia de la clínica, por haberla dejado sin vigilancia. Ya estaba de camino al centro cuando me avisaron de que la habían localizado en el hospital Gregorio Marañón. Estaba desorientada y aturdida. Los médicos que la atendieron allí dijeron que estaba muy nerviosa, y que todo el rato repetía que necesitaba entrar en la maternidad.
Fue el peor cumpleaños de mi vida.
—¿Aquel día era su cumpleaños? —dijo Aguirre sorprendido.
—Sí, era mi cumpleaños. Aquel fue el regalo que me hizo mi madre, ya ve usted.
—Continúe…
—A todo esto me tuve que comer yo sola el disgusto. Antonio no sabía nada de este problema, y aunque yo no quería darle mayor importancia empecé a asustarme.
Al día siguiente tanto el médico de la clínica, como su propio médico de cabecera, hablaron conmigo y me avisaron de que el ingreso no había sido tan buena idea. Quizás fuese mejor tratarla en su propia casa, para aliviar aquella desorientación.
Durante semanas mi madre estuvo tan medicada que parecía un muñeco. Apenas salía de la cama ni hacía vida normal. Poco a poco fueron bajando las dosis de lo que le daban para tenerla controlada y fue recuperando su vida normal.
—¿Todo volvió a la normalidad?.
—Sí, después del incidente no volví a oírla hablar con papá, ni decir cosas malas de Antonio.

Quise convencerme a mi misma de que todo había pasado y su forma de comportarse parecía muy normal. Se apuntó a actividades en el club de jubilados del barrio, y recuperó su independencia. Poco a poco abandonó el tratamiento de pastillas prescrito por el médico, y yo hice borrón y cuenta nueva. Me convencí a mi misma de que era normal perder el norte cuando pierdes a tu marido, y todo lo relacioné con aquello.
—Entonces parece que aquella mala racha de Josefa se ha reactivado con su accidente de coche —dijo Aguirre a modo de reflexión.
—Eso parece sí —contestó Ana pensativa.
—Parece que el relato de Antonio tiene bastante que ver con lo que usted nos ha contado…
—Sí, no dudo de mi marido.
—¿Cómo se siente después de la noticia de que su madre le ocultó sus verdaderos orígenes?.
—Al principio no quería créelo, pero después de ver los papeles no me queda más remedio que asumirlo —dijo Ana tratando de hacerse la valiente, aunque sin mucho éxito. Las lágrimas volvieron a sus ojos.
—Estamos buscando a su madre por tierra, mar y aire, pero de momento sin mucho éxito. Seguiremos hasta dar con su paradero. Mientras tanto sería importante que nos avise de cualquier detalle extra que pudiese recordar.
—Así lo haré inspector.
—Voy a quedarme en Madrid hasta que esto se solucione. Me quedan muchos flecos que investigar. Les rogaría que sean discretos y no comenten nada de esto con nadie.
Antonio y Ana confirmaron que serían discretos de inmediato y el inspector se levantó con intención de dar por terminada la reunión.
—Mantengan sus teléfonos encendidos por si necesito llamarles. Volveré a verles en dos días —dijo Aguirre mientras salía por la puerta.
Ambos confirmaron con la cabeza mientras se despedían con la mano.
—¡Esa maldita zorra! —dijo Ana en cuanto se cerró la puerta.
Antonio miró a Ana sorprendido ante aquella reacción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s